viernes, 8 de febrero de 2013

Me quiere...? No me quiere.-

Caminó a orillas del río,
su río,
el que le había llorado.

Miró el cielo límpido,
despejado,
y no temió llorar una vez más.

¿Cómo podía esperar que la quisiera?
Si no se quería él,
y mucho menos la quería a "ella".

Recogió una margarita de entre la hierva
y , lentamente,
la desojó.

En un último intento
por defender lo indefendible,
quedamente susurró:

Me quiere, no me quiere...
(desojaba la flor)
Me quiere, no me quiere...

"No te quiere",
se dijo, antes de seguir.
"Simplemente, no te quiere."

Se enjugó las lágrimas,
con el dorso de la mano,
y una por una, sus prendas se quitó.

Desnuda, saltó al río,
y empapada en su pureza, su verdad,
una sonrisa altiba esbozó.

Limpió de su cuerpo
sus besos, sus abrazos,
y el recuerdo de su voz.

Todavía lo quería,
no sabía por qué,
pero eso no se lo podía arrancar.

Y así, sin más, siguió por el sendero,
alejándose del río, desnuda,
sin nada que ocultar.



Una voz en mi cabeza resuena, 
es el saber inconciente,
el camino trazado,
las estrellas, el destino...
Y el tiempo que todo lo dispondrá.-




1 comentario:

Forgotten words dijo...

Que texto más hermoso y lleno de pureza y verdad...Me encanta, simplemente me parece realmente precioso

say something!

!

Gracias por leer!